Sharif - Los últimos noctámbulos

Producido por: Acción Sánchez

Letra de Los últimos noctámbulos

Ok, a veces ocurre lo siguiente y es que hay noches que no acaban aunque haya salido el sol, hay noches que no acaban aunque haya salido el sol. Sí...

La noche era un oasis, la calle era un desierto,
salimos del concierto y nos piramos pa'l hotel,
El Óscar en la cama, el Jorge y yo despiertos,
después de seis canutos nos quedamos sin papel

Así que nos bajamos a buscar un chino abierto,
y en plena madrugada nos guiña un ojo el destino,
como a medio camino del cielo y del infierno,
vemos brillar las luces de la puerta de un casino

Ilustres ignorantes entramos para dentro,
juntamos treinta pavos pa' apostar al diecisiete,
ya me suena increíble, te juro que no miento,
a veces el destino va y cumple lo que promete

Y en menos de un minuto hay mil loros en el tapete,
y el Jorge que los mira sin saber muy bien qué hacer
me dice en un susurro: "Pilla la pasta y vente,
Que la noche nos espera con sus piernas de mujer

[Estribillo]
Y no pido perdón, no me arrepiento,
ni meo contra el viento cuando sopla a mi favor,
no soy tan señor, ni tan cretino,
de luchar contra el destino cuando me da la razón.

No, no pido perdón, no me arrepiento,
ni meo contra el viento cuando sopla a mi favor,
no soy tan señor, ni tan cretino,
de luchar contra el destino cuando me da la razón.

Me da la razón, el destino me da la razón,
No discuto, exprimo el minuto y lo disfruto,
Dice:

Recogimos la plata sin dejar ningún herido,
le dimos al croupier cincuenta loros de propina,
y salimos a la noche como un par de forajidos,
paramos el TX que vimos por la esquina

Y no sé si fue el diablo o el señor de la cruz,
más el conductor del taxi iba escuchando a Grand Groove,
y al subir nos reconoce, nos dice "Tú eres Morgan y Sharif,
yo conozco un club de weed que hay por aquí. Si queréis os llevo",

Y como lo cuento, la cosa estaba hecha,
entramos al garito, probamos la cosecha,
y antes de perdernos de nuevo en los callejones,
invertimos nuestra plata en adquirir más provisiones

Con tan mala suerte que nos para la secreta,
y nos quita los petas, el dinero y la alegría,
y aparte de jodernos y ponernos la receta,
esa noche se duerme en comisaría...

[Estribillo]
Y no pido perdón, no me arrepiento,
ni meo contra el viento cuando sopla a mi favor,
no soy tan señor, ni tan cretino,
de luchar contra el destino cuando me da la razón.

No, no pido perdón, no me arrepiento,
ni meo contra el viento cuando sopla a mi favor,
no soy tan señor, ni tan cretino,
de luchar contra el destino cuando me da la razón.

Y en esta ocasión, en esta ocasión, salvamos del registro algunas cosas,
Luego, nos quitaron las esposas….

Y en el calabozo de la comisaría,
logramos pasar un trozo de una piedra de hachís,
y el resto de los presos nos cantan por alegrías,
pues con esa compañía la celda no era tan gris

Uno puso el tabaco, otro la candela,
El Jorge y yo cantamos una letra improvisada,
y entre risas y porros vimos como el tiempo vuela,
pues al cabo de un rato un agente nos deja hacer la llamada,

Y viene el Oscar para hablar con los maderos,
y no sé qué les dice pero nos dejan salir,
así que nos piramos como un par de caballeros,
dejando a los compañeros la piedrita de hachís

Y ya en la calle demacrados pero alegres,
rumbo pa'l hotel tenemos la revelación,
pa que pa' que esta historia terminara de ser leve,
había que escribirle una canción.

[Estribillo]
Y no pido perdón,
no desafino cuando gano en el casino alguna mano de farol,
no pierdo el balón,
ni desatino, sé que a veces el destino se deja marcar un gol.

No, no pido perdón,
ni desafino cuando gano en el casino alguna mano de farol,
no pierdo el balón,
llego y defino, sé que a veces el destino se deja marcar un gol.

Se deja marcar un gol, se deja marcar un gol,
Y aquí hay noches que no acaban aunque haya salido el sol,
Aunque haya salido el sol.